¿Cómo comprar coches baratos?

Seamos francos, el coche más barato siempre lo vamos a encontrar dentro del mercado de ocasión y de los coches de segunda mano, es una realidad a tener muy en cuenta cuando uno está buscando un vehículo con un presupuesto ajustado. Eso sí, es fundamental tener en cuenta que dentro del mercado de segunda mano podemos […]

Seamos francos, el coche más barato siempre lo vamos a encontrar dentro del mercado de ocasión y de los coches de segunda mano, es una realidad a tener muy en cuenta cuando uno está buscando un vehículo con un presupuesto ajustado. Eso sí, es fundamental tener en cuenta que dentro del mercado de segunda mano podemos encontrarnos también una gran variabilidad de precios, por lo que os vamos a compartir algunos detalles prácticos para comprar coches baratos.

Fíjate un presupuesto

El primer paso para hacer cualquier tipo de compra, pero más todavía si hablamos de coches baratos, es que te fijes un presupuesto que esté dentro de tus posibilidades económicas. Parece evidente, pero no es tan evidente. Muchas personas viven por encima de sus posibilidades y lo que de primeras era barato se acaba convirtiendo en un “no llego a final de mes”.

Por ello, el primer paso es fijarse un presupuesto realista sobre cuánto dinero se puede destinar a esta compra, si se puede comprar al momento o si hay que pedir un crédito. Si fuera esta segunda opción es fundamental que dediques tiempo a ver qué financiera te ofrece los mejores servicios al mínimo interés.

Concesionarios y tiendas online

En la mayoría de concesionarios y tiendas online podéis encontrar tanto vehículos de segunda mano como vehículos de kilómetro 0, que son seminuevos y suelen estar también a un buen precio.

Una de las ventajas que aporta el mundo online es que puedes hacer una comparativa de las diferentes tiendas de vehículos de segunda mano en muy poco tiempo. Es fundamental que inviertas tiempo en esta parte del proceso, pues es la única manera en la que vas a poder encontrar el vehículo perfecto para ti al mejor de los precios.

Otra recomendación imprescindible: no te quedes con el primer vehículo que te guste. Sé que esto suele ser una tarea inabarcable en muchas ocasiones pero es fundamental que evites los amores a primera vista y que utilices más la cabeza, que te enfríes y guardes ese coche que te ha gustado en tus favoritos pero sigas mirando. Es posible que te vayan gustando más, a mejores precios o que estén más cuidados.

Que lo barato no salga caro

Tan importante es que pagues un precio justo por el coche que vas a adquirir, como que no compres un vehículo que al final te salga más caro de lo que te esperabas. Por ello, uno de los aspectos en los que tienes que fijarte para realmente comprar un coche barato es cómo lo han cuidado. No tiene nada que ver un coche que ha estado guardado en un garaje sin los cambios bruscos de temperatura al que ha estado a la intemperie durante el invierno.

Más importante que el número de kilómetros realizados con el vehículo es que averigües si ha habido algún accidente importante con ese coche.

Antes de comprarlo, asegúrate de en qué condiciones está el coche para saber si va a necesitar arreglos caros en poco tiempo. Por ejemplo, qué tal están los neumáticos. Pero, si no sabes de mecánica o no estás muy seguro, invierte en contratar a un profesional o pedir que lleven el coche a un taller para que lo evalúen.

Negocia el precio

Estamos hablando de coches de segunda mano baratos, así que no dudes en negociar el precio teniendo en cuenta algún desperfecto que pueda tener el vehículo o maneja el arte del regateo.

¿Aún te quedan dudas?

Uno de los grandes beneficios de comprar coches de segunda mano en lugar de coches nuevos es que apuestas y cuidas el medio ambiente puesto que haces que disminuya la huella de la fabricación de un nuevo vehículo y favoreces la reutilización de los recursos que ya existen.

5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar